Noticias

Si bien no todo el mundo es consciente de ellos, son muchos los beneficios empresariales de los ERPs. De ahí que en este breve artículo tengamos como objetivo hacerlos más evidentes.

Para quienes no tengan claro que son los ERPs, el término es un acrónimo del inglés “Enterprise Resource Planning”, o lo que es lo mismo, “Sistema de Planificación de Recursos Empresariales”.

Un empresario sabe fehacientemente que la improvisación es la mejor receta para el fracaso, de ahí que hacer uso de uno de estos programas que se encargan de optimizar diferentes operaciones internas de la empresa sea una gran ayuda a la hora de mantenerlo todo bajo control.

Ante la sobredosis de información que una empresa de cierto tamaño debe manejar, una de las opciones más eficaces es un ERP.

La gestión del inventario, todo lo relativo a clientes y proveedores, la gestión de los pedidos…todo ese caudal de información estará mucho mejor organizado, haciendo que la empresa gane en eficacia.

La contabilidad y la facturación también pueden llevarse a través de un ERP, agilizando los procesos al generar notas de entrega y facturas de forma automática, y por tanto, liberando tiempo de nuestros recursos humanos que puede emplearse en otras tareas.

No menos importante es su aplicación sobre el campo del marketing y las ventas. Aparte de llevar un control de las unidades vendidas, analizará qué productos tienen más demanda y desarrollará estrategias para lograr que la rentabilidad aumente.

Si a esto se le suma que esta herramienta es capaz también de generar informes financieros a partir de balances y flujos de caja, no queda mucho margen para la duda en relación a los beneficios empresariales de los ERP´s.
No es de extrañar, por tanto, que su implantación esté cada vez más generalizada.

Deja un comentario